Cargando…

La historia del Ratoncito Pérez

La historia del Ratoncito Pérez es una tradición que todavía conservan muchas familias españolas. Cuando a un niño se le cae un diente, se pone bajo la almohada la noche siguiente. Mientras los niños duermen, el Ratoncito Pérez acude a su cama para llevarse el diente y dejarles el regalo.

Esta tradición, vinculada a los hogares españoles, también se realiza en otros puntos del mundo. ¿Por qué surgió esta tradición? Para calmar el dolor y el trauma que suponía para un niño perder un diente.

El origen de la historia del Ratoncito Pérez

El Ratoncito Pérez es un personaje conocido en España y también en el extranjero. En nuestro país debemos remontarnos a los inicios del Siglo XX, momento en el que a Alfonso XIII, todavía infante, comenzaron a caérsele los dientes. Y por encargo de su madre, la reina María Cristina, el monje jesuita Luis Coloma escribió un cuento para el futuro rey. En éste se contaba una bonita historia acerca de la caída de los dientes.

Y aquí se originó el Ratoncito Pérez, de la imaginación del escritor. Éste creó la historia de un pequeño y simpático ratón que vivía en una caja de galletas en el centro de Madrid. Era la conocida la confitería Prats, muy cercana al Palacio Real. El cuento, con el rey como protagonista, narraba la historia de la caída de un diente por parte del futuro monarca. Y Pérez aparecía para darle un regalo. Pero el pequeño ratón debía sortear todo tipo de obstáculos para llegar hasta la cama del rey. Entre los mismos se incluían gatos y una gran cantidad de cañerías de la capital de España.

De esta forma, el curioso personaje pasaría a convertirse en famoso. De hecho, el Ayuntamiento de Madrid publicó en 2003 una placa en la fachada de la antigua confitería. Ésta rezaba lo siguiente: “Aquí vivía, en una caja de galletas, Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII”.

La Calle Ratón Pérez

Pero el pequeño roedor tiene, además, una estatua en el pasaje comercial de esa calle. Incluso, la misma pasaría a llevar más tarde su nombre. Esta novela, sin embargo, dejó de publicarse a mitad del Siglo XX, aunque se ha adaptado a varios países y se ha traducido al inglés y al francés.

Amigos en el extranjero

La historia del Ratoncito Pérez es propia de España y algunos países de Sudamérica, pero cuenta con personajes similares en otros países. Por ejemplo, el Hada de los dientes (ToothFairy) es un clásico de los países anglosajones, mientras que ‘Topolino’, ‘Topino’ o ‘Fatina’ es la adaptación al italiano.