Cargando…

ATM

ATM

invisalign

En Clínica Dental Dra. Silvia Conca Chiumello, situada en Coslada, damos soluciones para los trastornos de la articulación temporomandibular (trastornos de la ATM). Problemas o síntomas de las articulaciones que conectan la mandíbula inferior al cráneo. Muchos síntomas relacionados con la ATM son causados por efectos del estrés físico y emocional sobre las estructuras alrededor de la articulación.

Por ejemplo, el estrés diario puede llevar a la persona a apretar y rechinar los dientes, tanto durante el día como en la noche mientras duerme. Apretar los dientes significa que la persona sujeta fuertemente los dientes de arriba y de abajo, especialmente los dientes posteriores. Esta fuerza estresante ejerce presión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula.

Muchas personas que aprietan los dientes también los rechinan. El rechinamiento de los dientes se presenta cuando la persona desliza los dientes unos sobre otros, generalmente en movimientos hacia los lados o de atrás hacia delante. Esta acción puede desgastar los dientes y producir ruido suficiente en las noches como para molestar a las personas que duermen cerca.

Factores que influyen en los trastornos de la ATM

La mala postura puede también ser un factor importante en la ATM. Por ejemplo, mantener la cabeza hacia adelante todo el día mientras se está mirando una computadora tensiona los músculos de la cara y el cuello. Otros factores que podrían empeorar los síntomas de la ATM son el estrés, una dieta deficiente y la falta de sueño.

Todos estos tipos de estrés pueden provocar “puntos desencadenantes”: contracción muscular y compresión de los nervios en la mandíbula, la cabeza y el cuello. Estos puntos desencadenantes pueden remitir el dolor a otras áreas causando un dolor de cabeza, de oído o de dientes.

Síntomas:

Dificultad o molestia al morder o masticar.

Chasquido al masticar o abrir la boca.

Dolor facial sordo en la cara.

Dolor de oído.

Sensación de fricción al masticar.

Dolor de cabeza.

Dolor o sensibilidad en la mandíbula.

Disminución de la capacidad de abrir o cerrar la boca.

Tratamiento.

Entre otras cosas, el uso de protectores bucales, también llamados férulas o aparatos de descarga los que se usan desde los años 30 para tratar el rechinamiento y apretamiento de los dientes, al igual que los trastornos de la ATM.